Acceso a BUSCADOR

Gestmuro publica en:

Ir a yaencontre.com
Ir a Idealista.com
Ir a enalquiler.com
Ir a Pisos.com

Patrocinado:

Tapicería en provincias de Murcia y Alicante

El proceso de selección del inquilino

   ¿Eres poseedor de una vivienda vacía? ¿has estado planteándote la posibilidad e alquilarla? Si ese es tu caso, es normal que a la hora de alquilar un bien preciado como es una vivienda a la que se le tiene estima, surjan ciertos temores. ¿Elegiré bien a los inquilinos? ¿me destrozarán la casa? ¿podrán pagar?...

 

   No existen fórmulas mágicas para seleccionar al "perfecto" inquilino, pero si existen ciertas pistas o indicios que nos puedan dar una idea de su compromiso y su capacidad de afrontar el pago mensual derivado del arrendamiento:

  • LA APARIENCIA FÍSICA. Si bien es cierto que en nuestras relaciones solicales, a la apariencia física de una persona se le da mucha importancia, a la hora de seleccionar un inquilino para tu vivienda es un aspecto que debes descartar totalmente. Puede haber actitudes de una persona que te agraden, como su manera de expresarse, su vestimenta, su saber estar, etc. ahora bien, debes tener siempre en cuenta que estas características nunca podrán determinar por si solo que será un buen pagador y que cuidará tu vivienda. Los morosos profesionales nunca acudirán a la entrevista mal vestidos ya que intentarán darte la mejor impresión posible. Desde Gestmuro te recomendamos que la apariencia física de la persona sea uno de los últimos aspectos a sopesar a la hora de decidirte.

 

  • NEGOCIACIÓN DEL PRECIO. Desde el punto de vista del propietario, la actitud de una persona interesada en alquilar tu inmueble y que desea negociar el precio a la baja, puede ser tomada como negativa; mal comienzo se puede pensar. No te equivoques, la experiencia dicta que suele ser al contrario. Un posible inquilino que no pone pega alguna con el precio y al que suele parecerle todo maravilloso, puede esconder una intencionalidad alevosa de no pagar. Por el contrario, la intención de negociar el precio a la baja y conseguir mejoras en el inmueble (mobiliario, arreglos, etc.) suele acarrear un interés real en alquilar tu vivienda y la intención previa de abonar las mensualidades periódicas.

 

  • CONTRATOS DE TRABAJO. Si el candidato a arrendatario te manifiesta que posee trabajo estable, pero se muestra esquivo a la hora de dejarte alguna copia del contrato o facilitarte sus datos personales y pone excusas como que se lo ha solicitado a su jefe pero todavía no se lo ha dado, es una mala señal. Ya se trate de un trabajador por cuenta ajena o uno que trabaja por cuenta propia, si de verdad está interesado en la vivienda y se compromete en abonar los pagos, te facilitará cuanta información sea requerida. Los autónomos pueden aportar datos fiscales o copia de movimientos en cuenta, los trabajadores por cuenta ajena pueden aportar los datos de contacto del trabajo o facilitarte copia de los recibos del abono de la nómina. En definitiva, existen muchas maneras de probar que se posee un trabajo remunerado. No te fies de los  encadenan excusas.

 

  • REFERENCIAS. Tan importante como saber si se dispone de trabajo, es solicitar referencias de antiguos caseros. Si te manifiesta que anteriormente estaba de alquiler en otra vivienda, no dudes en solicitarle la dirección, la razón por la que lo dejó y algún dato de contacto del antiguo casero. Es posible que no desee aportarte datos del casero por el hecho de que no acabaron muy bien, pero recuerda que esa situación también pudo ser culpa del propietario de la vivienda que no respetaba los derechos de su inquilino, no dudes en informarte y en solicitarle cuantos datos precises. Hazle ver que es importante que sea sincero contigo.

 

  • INFORMACIÓN ADMINISTRATIVA. Si bien es cierto que no tendrás acceso a ciertas bases de datos, si es posible acceder desde tu casa a información pública que puede ser relevante a la hora de decidir si le alquilas tu vivienda a una persona. En internet se cuelgan la mayoría de los boletines oficiales de la adminsitración; desde el Boletín Oficial del Estado hasta los distintos boletines de las comunidades autónomas. No dudes en realizar una búsqueda del nombre y apellidos así como de su DNI o NIE en Google. De tener antecedentes por impago, multas administrativas o procesos judiciales abiertos, es posible que te surjan varios enlaces. Recuerda que esta información es pública y por lo tanto no infringes ninguna norma. Como comprenderás, esta información de por si no es excluyente, ¿quién no se olvidó de pagar una multa? pero sin embargo, junto con otros indicios, puede que te ayude.

 

  A pesar de los consejos que te planteamos no deja de ser una decisión muy subjetiva, en la que te dejarás llevar por tus intuiciones y las sensaciones que te de la persona interesada. La decisión de alquilar una vivienda es muy personal, en ocasiones derivada de la necesidad de conseguir un sobresueldo. En ti recae la decisión final de alquilar o no hacerlo a una persona determinada. 

 

  Si aún así tienes dudas, no descartes la posibilidad de contratar un SEGURO DE ALQUILER. El pago se suele realizar en un único pago anual, y la prima se encuentra en torno al 3,5 y el 4,5 % de la renta anual. En la práctica, el coste que tendrá para ti sera el de media mensualidad, algo que amortizarás ya el primer mes, con la tranquilidad de que la compañía aseguradora comprobará el perfil de riesgo del inquilino y en caso de impago te abonará las mensualidades hasta la resolución del conflicto.